General

CUANDO \»CELEBRAMOS\» EL DIA DE COLON

Oct 23 2006

Mumía Abu-Jamal

Para millones de norteamericanos, el Día de Colón es una día de desfiles por las calles, cenas familiares y, merecidamente, un día de vacaciones pagadas.

(Para los canadienses, es el Día de Acción de Gracias.)

Pero, yo siempre me pregunto: qué piensan del Día de Colón los sobrevivientes de estos 500 años de genocidio, matanzas y robos de sus tierras? Qué piensan del Día de Colón los que se llaman, Nativos-Americanos? Indudablemente algunos (los que están acondicionados culturalmente a seguir formas norteamericanas) *sí* celebran ese día, como muchos norteamericanos. Sin embargo, yo todavía me pregunto.

Cuando pienso del Día de Colón, no pienso del presente; tampoco pienso de celebraciones. Pienso del momento, hace 500 años, cuando tres barcos españoles oscurecieron el horizonte del Mar Caribe. Cuando el hombre conocido como Cristóbal Colón pisó tierra y encontró gente a quienes erróneamente llamó, «indios,» el mundo cambió para siempre. Pienso en la gente, gente a quién Colón describió como «bién formados», «muy bién parecidos» y con «rostros bonitos.»

Afortunadamente, el diario de un sacerdote español dice exáctamente lo que estaba pasando en octubre de 1492: El jueves 11 de octubre, Fray Bartolomé de las Casas* escribió que Colón se maravillaba por su belleza y por su bondad; pero también se dió cuenta de algo:

«No llevan armas y ni siquiera las conocen, porque yo les mostré espadas y ellos las agarraron por los filos y por su ignorancia se cortaron.» [p. 67]

El Almirante Colón notó algo más; que estas gentes «bién parecidas» «amables» y de «rostros bonitos» podrían muy fácilmente ser esclavizadas. De las Casas registra los pensamientos del Almirante:

«… [C]uando sus Altezas lo ordenen, todos ellos pueden ser llevados a Castilla o ser tenidos cautivos en esta misma isla; porque con 50 hombres todos ellos pueden ser sometidos y ‘se les puede hacer que hagan todo lo que uno quiera’.» [pp. 75-77]

Esto, de las notas del primer día, inmediatamente después de tocar tierra! Día Uno — y su primer pensamiento es esclavitud!

Naturalmente, lo que siguió después fueron 500 años de infierno para los pueblos nativos… y un infierno por llegar para millones de africanos.

En verdad, éso lo hace a uno pensar dos veces en celebrar el Día de Colón.

* «Diario del Primer Viaje de Cristóbal Colón a América 1492-1493,» Fray Bartolomé de las Casas, traducción al inglés de Oliver Dunn y James E. Kelly, Jr. Norman, OK,: University of Oklahoma Press, 1989.