General

La creatividad cotiza

Nov 20 2006

Por Mario Osava

RÍO DE JANEIRO, 20 nov (IPS) – La economía de la cultura y la creatividad como factor de desarrollo sustentable estarán en el centro del debate de expertos, artistas y delegados gubernamentales de más de 70 países, que se reunirán por 10 días desde este viernes en dos ciudades de Brasil.

Una conferencia sobre «Estrategias de desarrollo del siglo XXI», encabezada por el ministro de Cultura de Brasil, Gilberto Gil, y el director de la Unidad Especial de Cooperación Sur-Sur (SSC-SU) del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, Yiping Zhou, inaugurará el próximo domingo las discusiones bajo el título «Economía Creativa», que llevarán tres días.

El nuevo sector basado en la creatividad, aún sin definición precisa, comprende desde artesanía a los distintos productos artísticos y nuevas tecnologías, como programas de informática. La cultura tiene por tanto un papel clave en su desarrollo.

Productos y servicios culturales tienen hoy gran importancia para la economía de muchos países, en algunos casos constituyendo el factor principal de turismo y de exportaciones, dijo a IPS Dieter Jaenicke, director general del Foro Cultural Mundial (FCM), que se realizará del 24 al 30 de este mes en Río de Janeiro y del 1 al 3 de diciembre en Salvador, capital del nororiental estado de Bahia.

Los ejemplos numerosos de pequeños países, como Jamaica, cuya música reggae «ganó un peso increíble», y otros del Caribe y de África, se suman a Estados Unidos, cuyos filmes y demás productos culturales componen el segundo rubro en las exportaciones, destacó.

Estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) apuntan a la cultura como responsable de siete por ciento del producto bruto mundial, con un movimiento financiero de 1,3 billones de dólares. En razón de que se le atribuye una expansión de 10 por ciento al año, muy superior al promedio de la economía global, es clave para el desarrollo futuro.

Gil, más conocido en el mundo como exitoso cantante y compositor, defiende con entusiasmo la economía creativas y pretende instalar en Brasil el primer centro internacional dedicado al terma. Una gran innovación de su gestión fue «tratar las actividades culturales también como actividades económicas», dijo en un balance de sus casi cuatro años como ministro.

La propiedad intelectual y propuestas para su flexibilización o revisión, ante el surgimiento de Internet y otras tecnologías que amplían la difusión, es una cuestión que movilizará a muchos expertos y gobernantes en varias reuniones del Foro y de los «eventos asociados», que incluyen un encuentro de ministros de Cultura del Mercado Común del Sur (Mercosur).

Cultura y artes son también importantes «en educación y en prevención de conflictos» y por ello el debate «Cultura de la paz» será otro tema importante del Foro, destacó Jaenicke. Así serán expuestas las experiencias interesantes, en que proyectos artísticos han reducido tensiones y violencia, como en las «favelas» (barrios pobres hacinados) de Brasil.

Los debates sobre estos y otros temas, como la relación entre cultura y desarrollo, globalización, derechos y cooperación, forman parte de la Convención Global, el programa de discusiones entre los más de 500 expertos y artistas invitados, 400 de ellos de fuera de Brasil, en conferencias, simposios y talleres destinados a la reflexión sobre el papel de la cultura en el mundo.

Pero el ámbito del Foro también da lugar para numerosos espectáculos de danza y música, muestras de artes plásticas, fotos, moda y diseño, especialmente de África y América Latina, además de un ciclo de documentales, con la exhibición de 11 filmes.

Una «noche blanca», de actividades culturales durante 24 horas ininterrumpidas, incluyendo todo este sábado y el próximo domingo, ocupará varios puntos de Río de Janeiro, repitiendo ese tipo de manifestación múltipla que se realiza en varias ciudades del mundo, especialmente en Europa.

Los «eventos asociados» comprenden los encuentros anuales de las Redes Internacionales de Políticas Culturales y de Diversidad Cultural, la primera compuesta de ministros de más de 60 países y la segunda de más de 300 organizaciones de artistas y grupos culturales de 50 países.

Además se reúnen ministros de los países de lengua portuguesa, cerca de 30 redes culturales de todo el mundo y fundaciones, todo lo cual convertirá a Río de Janeiro en la capital del debate cultura durante siete días.

Esta es la segunda edición del Foro Cultural Mundial. La primera tuvo lugar en 2004 en Sao Paulo y atrajo a unos 15.000 participantes en los debates y más de 150.000 visitantes en los espectáculos y muestras. Este año se espera «por lo menos repetir» estas cifras, comentó Jaenicke. El próximo encuentro bienal será en otro país, aún no elegido.

El Foro es una iniciativa de 51 organismos oficiales y organizaciones no gubernamentales que para realizar esta segunda edición de su encuentro mundial se asoció al Ministerio de Cultura de Brasil, al Servicio Cultural del Comercio y al Instituto Cultural Casa Via Magía.(FIN/2006)