General

Impredecible virus de gripe anida y se expande

Abr 28 2009

Por Diego Cevallos

MÉXICO, 27 abr (IPS) – El «nuevo e impredecible» virus de la influenza que ataca a México y se dispersa por el mundo puso a este país frente a predicciones trazadas, que, en caso de cumplirse en cualquiera de sus niveles: moderado, medio o severo, significará un duro golpe a la salud y a la economía locales.

Sin embargo, aún no hay suficientes datos para saber si tales vaticinios serán certeros, tampoco se tiene claro cuándo cederá la epidemia y si las medidas dispuestas para frenar los contagios resultarán efectivas.

Este lunes, cuando se cumplieron cuatro días de la emergencia sanitaria decretada en México, el número de muertos por el virus llegó a 149 y el de contagiados a unos 2.600. La mayoría de estos casos corresponden a la capital del país.

En un intento adicional para frenar la epidemia, el gobierno mexicano de Felipe Calderón amplió este mismo lunes la suspensión a todo el país de las actividades escolares, que estaban vigente sólo en la capital y en los estados de México y de San Luis Potosí. La medida se sumó a la cancelación de funciones en cines y teatros y de toda concentración pública, incluidas las misas.

Si no ceden los contagios, México cerraría sus fronteras al ingreso y salida de personas, advirtió el secretario (ministro) de Salud, José Córdova.

En las calles de la capital, el uso de mascarillas comenzó a generalizarse, luego de que el fin de semana se sumaron noticias y alertas sobre la epidemia. IPS constató que en el transporte público casi todos portaban mascarilla y que funcionarios de gobierno las regalaban en diversos puntos de la ciudad.

«Estamos ante algo que parece de película, Dios quiera que termine pronto», dijo Marisol Menéndez, una oficinista que se transportaba en autobús. «Nos deberían dejar el día libre, los hijos están sin escuela y solos en casa», acotó su compañera Margarita Ortiz.

La frenética actividad que se observa usualmente en la capital mexicana, que junto a la zona urbana del vecino estado de México alberga a 20 millones de personas, ha ido mermando con el paso de las horas.

Muchos restaurantes permanecen cerrados y algunas oficinas trabajan a media máquina, atendiendo a instrucciones de la Secretaría del Trabajo, que pidió a los patronos ser laxos en cuánto a la asistencia de sus empleados, sobre todo de los que muestren algún síntoma gripal o requieran cuidar a sus hijos en su casa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado que la epidemia iniciada en México es producida por «un virus nuevo e impredecible» de influenza de tipo porcino con características de la gripe aviar y de la humana.

Desde Bruselas, el Comité de Emergencia de la OMS informó este lunes que elevó de 3 a 4, en el marco de la escala de 1 a 6, el nivel de alerta pandémica originado por el brote de la gripe porcina en México.

Los 15 expertos del comité tenían previsto reunirse el martes, pero luego des confirmarse el primer caso de influenza en España, decidieron anticipar sus deliberaciones.

«Estamos ante un evento que puede evolucionar en algo más grande y que tiene potencial pandémico», declaró desde Bruselas el portavoz de la OMS, Gregory Hartl.

Entre los países afectados por el virus, pero sin casos mortales, están Estados Unidos, con 40 infectados, Canadá con cuatro y España con uno y otros sin confirmación se reportaron en Brasil, Colombia, Francia, Gran Bretaña e Israel. Casi todos los países del orbe están en alerta y algunos aplican ya protocolos de prevención, entre ellos la revisión de personas en los aeropuertos.

¿Se dibuja una curva de descenso o ascenso de los casos en México? No es posible aún responder a esa pregunta, faltan datos y se debe esperar uno o dos ciclos más del período de incubación de este virus (de cinco a siete días tarda el contagiado en mostrar síntomas), dijo a IPS el médico infectólogo Mario Castellas, quien labora en un hospital privado capitalino.

«Se requiere tiempo, unos cinco o seis días más, para saber si al menos en México la epidemia logró ser detenida», señaló Castellas.

Las autoridades de salud aseguran que el nuevo virus de influenza no es mortal si el contagiado es atendido a tiempo, entre 24 y 48 horas luego de tener los primeros síntomas. No obstante esta aclaración, en las calles de la capital mexicana circulan versiones infundadas que indican que cinco horas luego de ser contagiado el enfermo muere.

En las estaciones de radio y de televisión se repiten con insistencia mensajes del gobierno que piden a la población no saludar de mano ni beso y usar mascarilla, además de sugerir atención médica oportuna y no acudir a lugares donde haya alta concentración de personas.

En el documento «La respuesta en México ante una pandemia de influenza», publicado en 2008 por la Secretaría de Salud se advirtió que las «condiciones están dadas para que ocurra una pandemia» en cualquier momento futuro.

El texto fue elaborado para preparar al país ante ese hipotético escenario, pensando que la epidemia se produciría por la influenza aviar, no por la actual que corresponde a una cepa nueva.

En el estudio se plantea que en un escenario moderado, 15 por ciento de la población enfermaría y la pandemia tendría un costo equivalente a 0,5 por ciento del producto interno bruto (PIB). En uno de gravedad media, 25 por ciento de los 104 millones de mexicanos serían contagiado y el impacto económico sería de uno por ciento de la producción.

En el grado severo, el estudio proyecta que 35 por ciento de la población enfermaría y el costo llegaría a 3,7 por ciento del PIB.

Hay diversas versiones sobre el origen del nuevo virus. Portavoces de la empresa estadounidense Veratect Corporation, que se dedica a la biovigilancia, aseguró al diario mexicano Reforma que habría emitido una alerta el 2 de de este mes por varios casos de supuesta gripe en una zona de granjas de cerdos del municipio rural de Perote, en el estado de Veracruz, en el golfo de México.

Según la fuente, el origen estaría en la granja de la empresa Carroll. Jazmín Jiménez, portavoz de esa empresa, declaró vía telefónica a IPS que la versión es «totalmente falsa».

«Tenemos aquí 970 empleados y ninguno de ellos ni sus familiares están enfermo de gripe o algo parecido», afirmó Jiménez.

Los casos de afectaciones respiratorias, «pero no influenza», se dieron a fines de marzo en pobladores de La Gloria, un barrio ubicado a ocho kilómetros de las granjas, pero fue la falta de drenaje y agua en ese lugar, «según nos dijeron las autoridades de Salud», indicó la vocera.

«Aquí no hay nada raro y tampoco sabemos de enfermos, no sé porque dicen que de aquí salió la enfermedad, estaríamos en emergencia si así fuera», declaró a IPS desde el municipio de Perote, Irene Argüello, dependiente en una tienda de venta de materiales de construcción.

Perote es un municipio rural de 26.000 hectáreas y 62.000 habitantes dedicados especialmente a la agricultura y ganadería.

El secretario de Salud, Córdova, declaró que muy posiblemente el virus surgió en algún punto de Europa o Asia «dado que parte de su genoma corresponde al puerco euroasiático». El virus mutó y fue entonces transportado por algún individuo, explicó. (FIN/2009)