General

EGIPTO: Facebook fomenta activismo femenino

May 18 2009

Por Adam Morrow y Jaled Moussa al-Omrani

EL CAIRO, may (IPS) – Las egipcias se vuelcan a la actividad política gracias a las innovaciones tecnológicas que permiten nuevas formas de organización, en especial la red social virtual Facebook, según defensores locales de los derechos civiles.

«Las nuevas tecnologías abren un mayor espacio para la participación política de la nueva generación de mujeres, en una país con tradición de quedarse en casa», dijo a IPS Hossam Bahgat, director de la Iniciativa Egipcia por los Derechos de las Personas, con sede en El Cairo.

El fenómeno se acentuó con la creación del movimiento «Juventud del 6 de abril», que aboga por un cambio político pacífico. El nombre alude a la huelga general de convocada en 2008 por los trabajadores de una empresa pública textil que derivó en una gran movilización nacional por la disparada del precio de los alimentos y la parálisis política.

El movimiento se creó gracias a mensajes por teléfono celular y a Facebook, donde uno de los grupos virtuales tiene más de 75.000 miembros.

Al cumplirse un año de la huelga, Juventud del 6 de abril, que no suscribe a ningún partido político ni ideología particular, llamó a los egipcios a denunciar su descontento con el régimen mediante manifestaciones pacíficas en todo el país.

Cientos de activistas y organizadores de la huelga de 2008 fueron detenidos, incluida una de las fundadoras del grupo de Facebook, Israa Abdel-Fattah Ahmed, de 29 años. Cuando dos semanas después salió de prisión, se había convertido en la cara del movimiento Juventud del 6 de abril. Fue la única mujer detenida en esa oportunidad.

La movilización de este año llamada «Día de furia», terminó con siete mujeres presas por incitara la violencia.

El 1 de abril de este año, las fuerzas de seguridad detuvieron a Sarah Rizk y Omniya Taha, ambas de 19 años, por perturbación del tránsito e «instigación contra el orden establecido». Las estudiantes distribuían folletos en la Universidad de la septentrional ciudad de Kafr Al-Sheij que convocaban a la manifestación.

Tres días después, otros 17 jóvenes, entre los que había cinco mujeres, fueron detenidos por protestar por la detención de Rizk y Taha fuera del juzgado de Kafr Al-Sheij, en la zona del Delta del Nilo.

El 5 de abril, las siete jóvenes fueron liberadas. Rizk y Taha debieron pagar una fianza de 1.000 libras egipcias (unos 180 dólares), cada una.

Rizk considera su liberación y la de sus compañeras una «victoria», aunque no está claro si van a procesadas. «Todavía no sabemos si habrá juicio», dijo a IPS. «Ni mis abogados tienen claro el próximo paso».

Las jóvenes fueron rápidamente liberadas porque el gobierno temía que se convirtieran en heroínas, sostuvo otra de las administradoras del grupo de Facebook, Esmaa Mahfuz, de 24 años.

No hay duda de que la participación femenina en actividades sociales es cada vez mayor. «Las mujeres jóvenes constituyen uno de los mayores sectores de la sociedad y sospecho que tendrán gran influencia en el futuro», indicó Bahgat, de la Iniciativa Egipcia por los Derechos de las Personas.

Este país, conservador y de mayoría musulmana, ha restringido la participación de las mujeres en política. De los 454 representantes en la asamblea del pueblo, menos de 10 son mujeres. Ahora se estudia un proyecto de ley para fijar una cuota de parlamentarias.

La participación social de las mujeres se vio favorecida por las novedosas herramientas tecnológicas, según Bahgat.

«En todo el mundo, los nuevos medios de comunicación abrieron nuevas posibilidades a la participación política», señaló. «Facebook, en especial, ofreció un nuevo espacio que permite a las egipcias ampliar sus horizontes políticos y alzar su voz».

La explicación de Bahgat fue confirmada por las jóvenes activistas entrevistadas por IPS.

«No es común en Egipto que mujeres de nuestra edad desarrollen actividades políticas, pero a través de Facebook nos juntamos con personas con ideas afines e intercambiamos opiniones acerca de cómo mejorar el país», señaló Rizk, quien se integró a Juventud del 6 de Abril en julio de 2008.

«El activismo político no debería depender de la edad ni del sexo. Las mujeres también deben participar, aun en actividades callejeras», añadió.

Mahfuz, quien trabaja en una empresa de telecomunicaciones, concordó en que las redes sociales en Internet le abrieron un mundo de posibilidades y le permitieron involucrarse en actividades sociales.

«Como mujer, no participaba en política y miraba las manifestaciones de lejos», relató. «Pero desde que descubrí Facebook y comencé a compartir mis opiniones, hasta participé en protestas callejeras».

«Sólo me preocupaba el casamiento y mis necesidades cotidianas, como a la mayoría de las mujeres de mi edad», añadió. «Pero ahora descubrí que me interesa la política. Después de todo, quiero formar una familia en un ambiente seguro y viable económicamente».

Un portavoz de la Hermandad Musulmana señaló que el partido no tiene ningún inconveniente con la participación política de las mujeres, pese a que se lo conoce por sus ideas conservadoras.

La Hermandad Musulmana, que dio su apoyó a la movilización del 6 de abril de este año, es el principal partido de oposición del país, proscripto aunque tolerado por las autoridades.

«La Hermandad Musulmana aprueba el papel de las mujeres en el movimiento Juventud del 6 de Abril, y reconoce el precio que pagaban por ello», dijo a IPS Hamdi Hassan, legislador de ese partido. «El gobierno sostiene que defiende los derechos de las mujeres, pero cuando participan en manifestaciones pacíficas las llevan presas».

Rizk señaló que fue víctima de malos tratos durante su detención, pero no tiene pensado abandonar la nueva actividad.

«Pese a la intimidación existente, sé que la gente está de nuestro lado», sostuvo. «Mi último roce con la justicia sólo me dio más fuerza». (FIN/2009)