General

Jóvenes que borran fronteras

May 31 2010

Por Beatriz Bissio

RÍO DE JANEIRO, may (IPS) – La incorporación juvenil a la tarea de ampliar el conocimiento mutuo entre las culturas es una de las cuatro áreas prioritarias de la Alianza de Civilizaciones.

Percibir la importancia del papel que están cumpliendo los jóvenes en la convivencia entre pueblos diferentes motivó la decisión de premiar iniciativas juveniles creativas en el III Foro de la Alianza de Civilizaciones, celebrado en Río de Janeiro entre el 27 y el 29 de este mes.

Las otras tres áreas prioritarias son la educación, los medios de comunicación y la emigración.

«Tenemos que incentivar la capacidad creativa de los jóvenes para tender puentes y promover una sociedad pluricultural. El premio que les otorgamos en este III Foro es la forma que la Alianza encontró de ayudar a que ganen visibilidad y sirvan de estímulo para que otros jóvenes se comprometan con nuevos proyectos», dijo a IPS el ex presidente de Portugal, Jorge Sampaio (1996-2006), alto representante para la Alianza de Civilizaciones.

Entre los proyectos premiados está Akili Dada, que facilita el acceso a la educación de niñas de familias muy pobres de Kenia que se destacaron por su inteligencia y potencial para el liderazgo.

«De las niñas que integraron el primer núcleo de beneficiadas, ocho se han graduado en la universidad. Es una gran alegría constatar que hicimos una apuesta correcta. Hoy son profesionales, pero sin el apoyo de Akili Dada, ni siquiera hubiesen podido ingresar a la escuela», dijo a IPS Wanjiru Kamau-Rutenberg, la joven keniata fundadora y directora ejecutiva de la entidad. Otro proyecto premiado fue Forgotten Diaries (Diarios Olvidados), de Anush Hayrapetyan, una joven armenia residente en la norteña ciudad italiana de Milán, sede de la institución.

La idea es llamar la atención de la opinión pública sobre el destino de conflictos que en algún momento recibieron atención de los medios de comunicación, pero luego fueron cayendo en el olvido.

La propuesta busca incentivar a niños y adolescentes de áreas con gran potencial de conflicto a escribir diarios, relatar experiencias familiares, contar episodios de sus vidas y describir las consecuencias que esos conflictos tuvieron en su propio destino.

Los niños son entrenados en el uso de las nuevas tecnologías, como las redes sociales y los blogs en Internet. «De esta forma, podemos llegar a la opinión pública con testimonios intensos y originales, que impactan más que un artículo periodístico. La iniciativa está cumpliendo su papel», señaló a IPS Hayrapetyan.

Forgotten Diaries tiene proyectos en Nigeria, Etiopía, Somalia, el Cáucaso, Turquía, el Kurdistán turco, la ciudad bosnia de Sarajevo y otras zonas de la ex Yugoslavia.

«RamdomKid: The Power of Anyone» (Niños al azar: el poder de cualquiera) fue otro proyecto premiado. En este caso, la propuesta es alentar a jóvenes y niños para que contribuyan a solucionar problemas concretos.

La idea surgió en Estados Unidos, en 2005, cuando una niña de 10 años, Talia Leman, expuso su plan: «utilizar la tradición creada por la fiesta de Halloween, cuando los niños salen a pedir golosinas, adaptándola a las necesidades de solidaridad exigidas por la devastación causada por el huracán Katrina» en el sur de Estados Unidos, relató a IPS Anne Ginther, cofundadora de la organización.

En poco tiempo, el movimiento se fue ampliando y recaudó 10 millones de dólares.

«La televisora ABC dedicó a la conquista de los chicos el horario noble del principal noticiero, recordando que sólo cinco grandes corporaciones multinacionales donaron más que lo recaudado por los escolares», señaló Ginther, que también trabaja con la Iglesia Católica en proyectos para jóvenes discapacitados.

RandomKid ya nuclea a más de 12 millones de niños y adolescentes en 20 países. Con sus iniciativas, ellos ayudan a construir escuelas, instalar pozos artesianos y ampliar la atención de salud a los miembros de sus comunidades.

Otras iniciativas premiadas trabajan en la formación de jóvenes líderes y periodistas, comprometidos con la inclusión social y cultural.

Undergraduate ParliaMentors, iniciativa del no gubernamental Three Faith Forum (Foro de Tres Religiones) con sede en Londres. Jóvenes universitarios de ciencia política conviven algunas semanas con parlamentarios que, de forma voluntaria, explican los temas sobre los que están trabajando y discuten con ellos asuntos de política internacional.

En general, los estudiantes pertenecen a familias de emigrantes. Después del período de aprendizaje junto a los congresistas, cada equipo –formado por tres estudiantes, un cristiano, un judío y un musulmán– debe presentar un proyecto de trabajo de solidaridad concreta, para implementar en alguna de las comunidades pobres de Gran Bretaña.

«La interacción de los jóvenes entre sí y con los dirigentes políticos, sumada al trabajo en las áreas carentes, permite que los jóvenes con potencial de liderazgo obtengan una visión más amplia de las diversas culturas; la experiencia los habilita a promover acciones de inclusión», explicó a IPS el director de Three Faiths Forum, Stephen Shashoua.

La EMAJ (acrónimo en inglés de Academia Euro-Mediterránea para Jóvenes Periodistas), fue creada en Berlín en 2007, buscando eliminar los estereotipos que habitualmente divulga la prensa en relación al mundo no occidental.

A través del entrenamiento de jóvenes comunicadores de ambas márgenes del mar Mediterráneo, la EMAJ promueve redes de solidaridad y de conocimiento mutuo que permiten superar la brecha informativa. (FIN/2010)