General

Recordando a Colette Lasserre

Dic 9 2015

El 9 de diciembre es el aniversario de la muerte de Colette Laserre, la inolvidable primera esposa del fundador de Othernews, Roberto Savio y muy querida amiga de muchos de nosotros. La redacción y los técnicos de Othernews desean conmemorar su recuerdo con este hermoso poema escrito hace poco por el activista de relaciones internacionales, Arsenio Rodríguez.

Mario Dujisin, Editor Jefe de Other News

—————-

*La Comtesse*

(A mi breve amiga del alma Collette Laserre)

Sólo fueron asomos, como esas risas, entre campanas

que uno oye al despertar en las mañanas

de pueblos tranquilos.

O el murmullo de las olas a la orilla de una playa,

bajo las estrellas de alguna isla perdida.

Sólo fueron momentos intercambiados en filosofía

sobre la magia de la vida y la alegría del vivir,

degustando algún manjar o elixir de alguna exótica viña.

Fue sentir una presencia de elegancia

una inteligencia de corazón, una compasión de ser.

Condesa, la llamé por no saber de aristocracia,

por no poder catalogar las jerarquías de la nobleza

del espíritu que encarnaba, por no saber del mundo

de luz del cual provenía, donde era usted princesa.

La conocí a través de su compañero de vida a quien vino

seguramente a cuidar, a animar, a alumbrar

y por un momento me di cuenta de quién era

Condesa, se fue antes que nosotros al reinado de la luz

al misterio, a ese dulce e ignoto yo no sé adónde,

que tanto soñamos, definimos, intuimos, negamos y afirmamos

a esos parajes luminiscentes del potencial del contenido

Nos dejó, su recuerdo, su porte refinado, elegante y natural

sus sonrisas en múltiples idiomas, su corazón siempre en la mano

Volvió a la luz. Y su recuerdo como relámpago en el cielo

nos alumbrará de vez en cuando en esta oscuridad.

Su querido compañero se quedó a oscuras de momento,

pero nos lo dejó encargado a nosotros, su séquito, su corte.

y lo acompañaremos durante la inevitable noche.

Para reflejar en candiles de recuerdo su luminosidad

En lo que se interna usted en su corazón, como fuego de volcán.

Condesa, hasta luego, hasta pronto.

Fue un privilegio conocerla en su paso por esta comarca

aunque fuera en asomo breve.

Sentir su nobleza, su elegancia, su amabilidad, su alegría,

su actuación en esta obra única fue inspiradora e inolvidable.

Con profunda reverencia, *a bien tôt*

Arsenio Rodríguez

admin