Seis cifras que muestran el gran impacto de la pandemia en América Latina

Por BBC Mundo  

Aunque ya han pasado los peores momento de la pandemia de covid-19 en la región, la mitad de la población aún no recupera su nivel total de ingresos. Estas son algunas de las huellas que ha dejado el virus en la vida de las personas

Una de cada cuatro personas en América Latina no ha logrado recuperar el empleo que tenía antes de la pandemia.

Y cerca de la mitad de los hogares no ha conseguido que sus ingresos totales regresen al nivel prepandémico, pese a las ayudas fiscales que se han entregado a las familias más vulnerables, según una investigación conjunta del Banco Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Aunque muchas de las economías de la región han comenzado a reactivarse después de una de las peores crisis de las últimas décadas, Latinoamérica aún no logra volver a la situación en la que vivía en 2019.

Ahora que muchas de las ayudas fiscales están llegando a su fin y crece con fuerza una ola inflacionaria que recorre el mundo, las familias intentan salir adelante con las alternativas que tienen a la mano.

«La pandemia de covid-19 evidenció las desigualdades preexistentes en la región, en donde los grupos más vulnerables y los más pobres se han visto afectados desproporcionadamente», dijo Luis Felipe López-Calva, director regional del PNUD para América Latina y el Caribe.

Aquí te presentamos 6 cifras que muestran el impacto de la crisis y dos datos alentadores en medio de la lenta recuperación económica y social en Latinoamérica.

1. Empleo

Este es uno de los temas más sensibles para las familias. La ocupación aún está por debajo de los niveles previos a la pandemia, pero lo más inquietante es que la calidad del trabajo disponible ha empeorado.

El 27% de los que tenían empleo antes de la pandemia está sin trabajo, según datos recopilados a través de encuestas telefónicas realizadas por los organismos internacionales hasta junio de este año.

Por países, los casos más críticos son los de Haití, Colombia y Panamá.

2. Trabajo informal

Al comparar la situación que existía antes de la pandemia con lo que está ocurriendo en la actualidad, el empleo bajó, el trabajo informal aumentó y las horas promedio de trabajo semanal disminuyeron.

Muchos salieron de la fuerza laboral por completo y más de la mitad de los que trabajan tienen un empleo informal.

3. Ingresos

Cerca de la mitad de los hogares sigue sin recuperar el nivel de ingresos total que tenía antes de la pandemia. Un 48% de las familias informa que ha tenido una reducción de sus ingresos durante esta crisis.

Los países más afectados son Haití, Colombia y Ecuador, mientras que Argentina, El Salvador y Honduras han logrado acercarse con mayor velocidad a la situación que tenían en 2019.

4. Inseguridad alimentaria

Durante la pandemia, la inseguridad alimentaria prácticamente se duplicó. 24% de los hogares se quedó sin comida por la falta de dinero.

Y los países con mayores niveles de desigualdad y pobreza antes de la pandemia fueron los más afectados por la escasez de comida.

5. Educación

La mayoría de los niños de la región participa en algún tipo de actividad educativa, aunque el porcentaje varía sustancialmente de país en país.

Países como Chile y Perú tienen los niveles más altos de participación escolar, mientras que Guyana, Guatemala y Belice están en el extremo opuesto.

Pasado más de un año desde el inicio de la pandemia, apenas un cuarto de los alumnos de la región asiste a la escuela de manera presencial.

Los países donde menos asisten en persona son Ecuador, Perú, Panamá y México.

6. Brecha entre hombres y mujeres

Comparando a las personas que tenían trabajo antes da la pandemia y que ahora no lo tienen, el 18% de los hombres han sido afectados por esta situación, mientras que el 39% de las mujeres sufre esta secuela de la crisis.

Es por eso que los investigadores concluyen que las mujeres tienen más del doble de probabilidad que los hombres de haber perdido su trabajo. Y peor aún: más de la mitad abandonó por completo la fuerza laboral.

¿Las razones?, principalmente el cuidado de otros en la casa y el trabajo doméstico no remunerado.

Dos noticias más alentadoras

Aunque el panorama general suele ser bastante desolador, hay al menos dos sectores donde las huellas de la pandemia han sido menos severas.

El acceso a los servicios de salud se restableció en la mayoría de los países. De hecho, el porcentaje de hogares donde uno de sus miembros no pudo acceder a servicios de salud solo llega al 3,5%, de acuerdo a las respuestas de los encuestados.

Esto no se refiere a la calidad del servicio recibido, pero es un dato que permite comparar el nivel de acceso a la salud, que durante la pandemia llegó a colapsar en algunas ciudades y países donde muchas personas perdieron la vida esperando atención médica.

Y uno de los efectos positivos que destacan los investigadores del estudio es que se produjo un gran aumento en el uso de servicios y transacciones digitales desde el inicio de la pandemia.

El 52% de los encuestados reconoció un incremento en el uso de aplicaciones o páginas web para transacciones, mientras que un 49% señaló que utilizó más la banca móvil.

…………………………

Lea también:

El hambre en América Latina y el Caribe está en su punto más alto en dos décadas

El hambre en América Latina alcanza un pico en más de 20 años por pandemia. Decenas de millones de personas pasan hambre en América Latina y el Caribe mientras la pandemia de covid-19 agudiza una crisis de desnutrición regional a sus peores niveles en décadas, según Naciones Unidas. En solo un año —de 2019 a 2020— el número de personas que viven con hambre en la región aumentó un 30%, es decir, 13,8 millones de personas, según un nuevo informe de Naciones Unidas sobre el Panorama Regional de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición.